sábado, 19 de septiembre de 2015

Cómo tener una relación real con Dios

¿Alguna vez en tu vida te has preguntado si es posible tener una relación real, verdadera y genuina con Dios? ¿Una relación que funcione en medio de las circunstancias del diario vivir? ¿Te gustaría encontrar una verdadera interacción con  Dios y tus semejantes?

Este estudio bíblico te ayudará a descubrir, en qué forma es posible tener y desarrollar una relación así. Irás directamente a la fuente -la Biblia (La Palabra de Dios)-para ver lo que Dios tiene que decir acerca de la relación que Él quiere tener contigo y acerca de la comunidad a la cual Él quiere que pertenezcas.

En algún momento de tu vida te has preguntado ¿qué debo hacer o qué tengo que ser para merecer una relación con Dios? Leamos lo que Dios dice en la Biblia, específicamente en el libro de Romanos perteneciente al Nuevo Testamento.


Romanos 5. 6-11.

6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.

7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.

8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Ro 5.6–11). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.




Responde

1. De acuerdo al versículo 8, ¿Qué muestra Dios para con nosotros? y ¿cómo lo mostró?

2. ¿Cuál era nuestro estado cuando Dios mostró Su amor por nosotros?



Busca en tu Biblia y con un lápiz de color (amarillo, verde, azul, etc,.) marca un pequeño circulo alrededor de las palabras de color naranja que aparecen en el texto anterior de Romanos 5. 6-11. Medita, piensa, reflexiona en lo que aprendes acerca del estado en que se encontraba la humanidad cuando Cristo Murió por ella.

Posiblemente, lo anterior te llevó a preguntar:

¿Por qué somos considerados débiles?

¿Qué es un pecador?

¿De quién somos enemigos y por qué?


En el siguiente post se dará respuestas a esos interrogantes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada